Java

Java

Algo de Historia


En Internet se han creado multitud de servicios para realizar muchos tipos de comunicaciones, como correo, charlas, búsquedas de información, etc. Pero ninguno de estos servicios se ha desarrollado tanto como el Web. Si estamos leyendo estas líneas no vamos a necesitar ninguna explicación de lo que es el web, pero si podemos hablar un poco sobre cómo se ha ido desarrollando con el paso de los años.

El web es un sistema Hipertexto, una cantidad desmesurada de textos que contienen enlaces que relacionan cada una de las unidades básicas donde podemos encontrar información, las páginas web. En un principio, para diseñar este sistema de páginas con enlaces se pensó en un lenguaje que permitiese presentar cada una de estas informaciones junto con unos pequeños estilos, este lenguaje fue el HTML, que luego se vería que no cumplió todos los objetivos para los que fue diseñado, pero eso es otro tema.

El caso es que HTML no es suficiente para realizar todas las acciones que se pueden llegar a necesitar en una página web. Esto es debido a que conforme fue creciendo el web y sus distintos usos se fueron complicando las páginas y las acciones que se querían realizar a través de ellas. El HTLM se había quedado corto para definir todas estas nuevas funcionalidades, ya que sólo sirve para presentar el texto en un página, definir su estilo y poco más.

El primer ayudante para cubrir las necesidades que estaban surgiendo fue Java, a través de la tecnología de los Applets, que son pequeños programas que se incrustan en las páginas web y que pueden realizar las acciones asociadas a los programas de propósito general. La programación de Applets fue un gran avance y Netscape, por aquel entonces el navegador más popular, había roto la primera barrera del HTML al hacer posible la programación dentro de las páginas web. No cabe duda que la aparición de los Applets supuso un gran avance en la historia del web, pero no ha sido una tecnología definitiva y muchas otras han seguido implementando el camino que comenzó con ellos.

Llega Javascript:

Netscape, después de hacer sus navegadores compatibles con los applets, comenzó a desarrollar un lenguaje de programación al que llamó LiveScript que permitiese crear pequeños programas en las páginas y que fuese mucho más sencillo de utilizar que Java. De modo que el primer Javascript se llamo LiveScript, pero no duró mucho ese nombre, pues antes de lanzar la primera versión del producto se forjó una alianza con Sun Microsystems, creador de Java, para desarrollar en conjunto ese nuevo lenguaje.

La alianza hizo que Javascript se diseñara como un hermano pequeño de Java, solamente útil dentro de las páginas web y mucho más fácil de utilizar, de modo que cualquier persona, sin conocimientos de programación pudiese adentrase en el lenguaje y utilizarlo a sus anchas. Además, para programar Javascript no es necesario un kit de desarrollo, ni compilar los scripts, ni realizarlos en ficheros externos al código HTML, como ocurría con los applets.

Netscape 2.0 fue el primer navegador que entendía Javascript y su estela fue seguida por los navegadores de la compañía Microsoft a partir de la versión 3.0.